El arte del telar

Los textiles que producimos son hechos en telar de cintura, una tradición que estamos orgullosas de preservar. Cada pieza refleja la personalidad y técnica de la tejedora y no hay nunca una pieza igual a otra, siendo cada producción de serie limitada.

IMG 3872

El telar de cintura, también llamado telar de correas, es un telar sencillo y portátil, pues una vez armado, puede ser enrollado y transportado fácilmente.

Antes de montar la urdimbre en el telar, la tejedora transforma la madeja de hilo en bolitas haciendo uso de la rueca o “pixibalnaj”.

IMG 4258b

Ya en forma de bolitas, los hilos son ordenados según el diseño que se va a elaborar, en la urdidera o “komen”. El komen es una herramienta de madera que mide poco más de 2 metros de largo y 5 cm. de ancho. Contiene muescas a diferentes alturas que son las que marcan el largo de la tela que se va a tejer. Durante este proceso la tejedora cuenta las vueltas que da el hilo, teniendo que cortar y unir por medio de nudos los hilos de los distintos colores del diseño. La preparación del hilo antes de colocarlo en el telar puede durar un día entero. El largo de una tela tejida en un telar de cintura es casi ilimitado, pero su ancho no suele sobrepasar los 60 cms.

mail.google.com

Los hilos de la urdimbre son montados entre dos palos de madera horizontales, uno de las cuales se engancha a un árbol o a un poste mientras que el otro se une por medio de cuerdas al “kuch patil” o cinto, hecho normalmente de piel de vaca y que la tejedora ajusta a su cintura. El proceso de montaje de los hilos al telar es un proceso complejo que requiere mucha experiencia y habilidad.

IMG 3719

Una vez montada la urdimbre, la tejedora comienza a tejer la trama de la tela usando la lanzadera o “bech´buk´ul” que es una madera en forma de flecha donde va enrollado el hilo. Con la espada o “jalteal” que es otra pieza de madera, comprime y ajusta la trama a cada vuelta de hilo, ayudándose de otras dos piezas del telar: el “olibalte´” que levanta los hilos de la urdimbre y el “pat akan” que los baja.

IMG 3734

Una vez tejido el lienzo, la tejedora lo desata de los palos del telar para hacer los acabados finales. Separa en pequeños atados los hilos de los extremos de la tela, enrollándolos con los dedos y anudándolos en el extremo.

LOGO SQUARE